COLABORA
HAZTE SOCIA

GEMMA: Una mujer que allí donde va NUNCA pasa desapercibida

Menuda mujer. 

Gemma es dinamita. Cuando quiere por eso, porque otras veces es dulce como una cachorrilla. (Sé que si lee esto seguro que es capaz de hacer broma) Reírse de una misma es una forma de inteligencia superior verdad? Pues ella tiene un sobresaliente. Se mofea de todo, pero eso sí, aunque ella diga que no, yo creo que sabe bien cuando no reírse, porque lo que yo he observado de ella en la Tribu es la capacidad de escucha tan grande que tiene, la empatía y sobretodo el amor y el cariño que despliega a raudales hacia las otras mujeres de la Tribu. 

De personalidad optimista por naturaleza, se nota que lleva a sus espaldas el trabajo de aquellos que escogen ser felices. Que deciden dónde poner el foco y con qué energía empezar bien un día. Como ella misma me cuenta “Yo elijo ser feliz” 

Me enternece imaginar a Gemma cuidando de sus ancianos, transmitiéndoles amor y acompañándolos con una sonrisa los últimos días de sus vidas. 

Está claro que alguien que confiesa 5 mudanzas en un año, es un culo inquieto, más que inquieto un culo valiente que fluye, y al que no le da miedo levantarse de la silla y caminar. Caminar hacia donde quiera dirigirse, o caminar (feliz) donde la vida lo lleve. 

Me hace gracia escuchar a Gemma algo que Nashma siempre nos comentaba en sus sesiones de Fitness Mental, y es la diferencia entre el dolor obligatorio y el sufrimiento opcional. Si el sufrimiento es opcional, ¿puedes decidir cuánto tiempo quieres que te acompañe? Creo que ese es uno de sus secretos. 

Estoy feliz de tener a Gemma en la Tribu, porque creo que a su manera, y aunque a veces sea visceral, es una buena persona y tiene un gran corazón. 

¿Sus palabras? Asertiva (doy fe y añado empática), gamberra (no nos sorprende a ninguna) y la tercera la dejo que la descubráis vosotras porque es verdad que puede sorprender un poco. 

Las mías son evidentes, y sé que todas estaréis de acuerdo: 

  • Cuidadora: conocimos a Gemma cuando su marido acababa de morir, y ella había dejado todo de lado para cuidarlo. 
  • Rápida
  • Brillante por dentro, pero también por fuera. Gemma está llena de luz y es tan generosa que no le importa compartirla. 

Muchas gracias Gemma, por dejarte caer en la emboscada. No sólo me ha encantado conocerte un poquito más, sinó que estoy segura que despertarás una sonrisa (o dos) en cualquier mujer que tenga la suerte de escucharte.