COLABORA
HAZTE SOCIA

Mi padre fue un monstruo 

Wow. 

Todas conocemos a alguien que haya tenido problemas con su padre, pero cuando alguien te dice directamente “mi padre fue un monstruo” puedes figurarte que hay algo duro detrás. En el caso de Viktoria la realidad supera la ficción. 

Viktoria y yo fuimos al mismo colegio (un colegio alemán) en Barcelona. Recuerda su paso por el cole con mucho cariño, pero su padre la sacó del colegio, cuando se enteró que a través de las religiosas que vivían en el cole, Viktoria recibía noticias de su madre. Y su madre de ella. 

La historia de Viktoria no es fácil. Como ella misma me dice, ha vivido muchas vidas, y muchas vidas complicadas. Pero aún así sonríe. Es vital, y pizpireta, y siempre tiene una buena palabra para todas las que tenemos la suerte de relacionarnos con ella. 

Padre maltratador, que la aparta de su madre cuando era muy pequeña. Madre ausente, padre tóxico. Crecer con mucha soledad y muchas preguntas sin responder. 

Dos años en cama, por una enfermedad que le provoca movimientos abigarrados y de la que cuando habla se ríe. Dos años en la cama en los que su hijo es su único apoyo. (Cuando habla de su hijo, se le ilumina la cara) 

DEJA DE PELEARTE CONTIGO MISMA Y MEJORARÁS 

La risa es muy importante. No te rindas. Mantras que Viktoria me repite y que confirman el hecho de que de pequeña quisiera ser misionera. Su deseo de ayudar a los además es tan grande que trasciende a su propio interés. 

Tienes brillo. Has de brillar. Son muchas las frases que deja ir como si fueran mantras y que me hacen ver el trabajo que hay detrás de todo lo que me explica. Y ella misma me lo dice, “Se ha de trabajar”, hacer fitness mental (que me recuerda a nuestra querida Nashma y los talleres que nos hizo para entrenar al cerebro y poder ser más felices), se ha de trabajar el agradecimiento, el perdón… el perdón absoluto. 

Me parece increíble después de escucharla oirla hablar del perdón absoluto porque de verdad no sé si yo hubiera podido perdonar tener un padre así. 

Viktoria es un sol, y una especie de angelita con voz dulce y muchísimo que aportar. Es una suerte inmensa tenerla en la Tribu.