COLABORA
HAZTE SOCIA

Una vida en transformación continua

La verdad es que no me extraña que Cory en un momento de la charla me diga que tenía buenos amigos en Buenos Aires, porque es muy difícil no quererla. 

Ya la querría sin hacer la mitad de lo que hace por nosotras en las sesiones de Bienestar Emocional, pero viendo todo lo que nos aporta es imposible. Escuchando a Cory hablarme de su vida, se confirman los tres adjetivos que utilizaría sin duda para definirla:

Comprometida, generosa y apasionada.

Las 20 mujeres a las que da herramientas de forma recurrente pueden dar fe de las tres. 

Cory es una mujer emigrada (más de una vez y de dos) que es mujer y muchas otras cosas a la vez. Estoy segura que todas las mujeres que están dentro de ella son igual de potentes y se implican a tope en su papel. 

Cuando era pequeña, jugaba a viajar con sus “muñecos bebés”, si hubiera sabido lo mucho que tendría que viajar después… Embarazada en una ocasión y con su hija muy pequeña en otra, posiblemente la más dolorosa, cuando tuvo que abandonar su casa soñada y su Tierra por motivos ajenos a su elección. Motivos tristes. 

La verdad es que conociendo a Cory, no me sorprende que disfrutara sus dos años en Rusia, ni su año en Inglaterra. Tiene ADN de aventurera, de entusiasta. Igual que no me sorprende que hubiera escuchado el podcast de Eva, otra que tal baila. Mujeres llenas de fuerza y que solo saben desprender amor. Amor del bueno. 

Con sus primeros ahorros, Cory se compró una cámara de fotos. 

Quien diría que muchos años más tardes, las fotos se convertirían en una herramienta más de terapia para ayudar a las personas a ser un poco más felices, a conocerse un poco más, a hacer un trabajo de introspección que como ella misma define a través de la fotografía es un poco más suave. 

Cory es suave ella misma. No sé si por el acento o por la forma de hablar, con ese acento maravilloso y con un discurso coherente y equilibrado que pausa para dar un trago de mate. Da gusto escucharla. Siempre aprendemos un montón. 

Cory se define como mujer, sensible y amante, pero las que la conocemos sabemos que es mucho más, y que generosamente nos lo comparte cada tercer jueves de mes en las sesiones de Bienestar Emocional que tenemos con ella. GRACIAS CORY!!!!